Ferro fue una aplanadora en Caballito

El Verde no tuvo piedad de Juventud Unida de Gualeguaychú y lo goleó de manera contundente en condición de local. Dos de Salmerón, dos de Castillejos, dos de Vernetti y uno de Ojeda para completar un inolvidable 7-2 que ilusiona a todo Caballito con el ansiado ascenso a Primera.

Al que madruga, Dios lo ayuda. Y Oeste supo resolver de entrada un partido en el que tenía la obligación de quedarse con los tres puntos para seguir de cerca a los líderes. Ni lento ni perezoso, el Pupi Salmerón abrió el marcador al minuto de juego con un bombazo desde afuera del área y pocos segundos más tarde hizo el segundo para empezar a definir el trámite.

El Verdolaga fue claramente superior de principio a fin ante un equipo entrerriano que hizo todo mal. La visita no tuvo rebeldía en ningún momento para revertir la situación y mostró pasividad ante cada ataque del conjunto de Caballito. Para colmo, a los 35 minutos Impini vio la roja y le simplificó todo a los dirigidos por Broggi.

El tercer tanto tardó en llegar. Fue recién en el segundo tiempo, a los diez minutos y gracias a Ojeda, que sacó un zurdazo impresionante para anotar su primer gol en el torneo. A Ferro le salían todas y Castillejos, el goleador del equipo, no podía faltar. El delantero entró a los 15 minutos en reemplazo de Salmerón y también clavó un doblete haciendo el cuarto y sexto gol. Vernetti no quiso ser menos y también se sumó a la fiesta con el quinto y el séptimo.

El elenco entrerriano, en el final del partido, descontó en dos oportunidades por medio de Blanco (el segundo fue de penal), pero no le alcanzó ni para ilusionarse con dar vuelta una historia que ya estaba totalmente definida a favor de Oeste.

Si el equipo de Broggi había dejado algunas dudas el miércoles en Jáuregui, hoy convenció a todos de que, jugando así, está para darle pelea a cualquiera. Con esta goleada histórica Ferro ratificó su condición de candidato y se anima a soñar.

ERROR (no puede mostrarse el objeto)