Fernando Gago está para volver frente a Arsenal

El regreso del capitán ilusiona a Boca, que volverá a afrontar una seguidilla complicada con el regreso de uno de sus mejores jugadores como en 2016.
2336358

Gimnasia en el Bosque, Rosario Central en La Bombonera -y antes por Copa Argentina-, San Lorenzo de visitante, Racing de local y River en el Monumental. Guillermo Barros Schelotto tenía que afrontar una racha de partidos más que complicada con un equipo que venía jugando de manera irregular. Pero justo antes de enfrentar al Canalla, el Mellizo probó a Fernando Gago por primera vez tras su segunda ruptura del tendón de Aquiles en un amistoso ante Sevilla. Lo demás ya es conocido: tres triunfos en los tres clásicos y la punta del campeonato, que aún no soltó.

Este abril, sin embargo, fue bastante diferente a aquel noviembre/diciembre. Boca se enfrentó a rivales de menor fuste desde que se reanudó el campeonato y, en vez de recuperar a sus piezas más importantes, las perdió. Pintita sufrió un desgarro del cual todavía se recupera y Ricardo Centurión, fundamental tras la salida de Carlos Tevez, se esguinzó la rodilla y no se sabe con seguridad cuándo retornará.

Los empates ante Atlético Rafaela y Patronato, la ajustada victoria sobre Defensa y Justicia y la derrota ante Talleres -quizás los encuentros más flojos de este ciclo- desnudaron dos realidades. La primera, que el funcionamiento está lejos de ser el que quiere el técnico; y la segunda, que más se le complica cuando más protagonista tiene que ser. Sin espacios, no se luce tanto y eso es en parte por la ausencia del '5'.

Wilmar Barrios lo reemplazó mejor que Sebastián Pérez, sí, pero el Melli extraña el manejo de Gago en el mediocampo. Sin él, no hay salida limpia -como ante la T y la Crema-, y no hay tanto pase entre líneas para desordenar defensas que se paran bien en el fondo. Pero siempre hay luz en el camino y, como en 2016, volverá a contar con él en lo que será una seguidilla determinante: Estudiantes (el tercero), River (el cuarto) y Newell's (el segundo, a solo tres puntos).

Él mismo lo anunció la semana pasada, justo en la previa del encuentro ante el conjunto del Chocho Llop: "Lo vamos a tener trabajando a la par del grupo a partir del martes y veremos si puede jugar ante Arsenal". La quinta amarilla a Pablo Pérez, y la consecuente suspensión, obligará a rearmar el mediocampo. Al fin llegó el día: vuelve el capitán.