Independiente no puede con su karma y volvió a empatar de local

El Rojo, desde que llegó Holan, no pudo ganar en el Libertadores de América. Ante el Pincha fue 2-2. El próximo partido de local es ante Racing.
C-i0IpEWsAITqBV

Ariel Holan llegó a Independiente a principio de año y le dio una identidad y juego a un equipo que venía de fracaso en fracaso. Pero construye su karma partido a partido: no puede ganar en el Libertadores de América, pese a que es superior a sus rivales.

Abrió el marcador con un terrible golazo de Martín Benítez de chilena. Y jugaba mejor que su rival. Lo presionaba, no lo dejaba jugar. Estudiantes parecía enloquecer sin poder poner la pelota al suelo. Gigliotti marcaba el 2-0, pero Jorge Baliño marcó una falta dudosa. Sobre el final del primer tiempo, Facundo Sánchez puso el 1-1.

Al comienzo del complemento el Pincha volvió a golpear con un gran gol de Matías Aguirregaray. El Rojo, con un resultado completamente inmerecido, mantuvo su juego y fue a buscarlo. Hasta que Ascacibar puso la mano en el área y Ezequiel Barco convirtió de penal. Increíble, pero el más chico del plantel es quien se hizo cargo de la ejecución que, podrá tener un gran remate, pero por personalidad se suelen encargar los más grandes. Gigliotti, otra vez, ni miró para patear. Y el Puma fue protagonista cuando Nery Domínguez inventó un jugadón que dio en el travesaño, pero el ex-Boca le pifió en el rebote y se quedó con la victoria en sus pies.

Fue 2-2 y el Rojo ya inventó un karma. Se pueden dar dos lecturas: puede ser el mejor o el peor momento para ello. El próximo partido de local será ante Racing, el eterno clásico, contra el que buscará la primera victoria en el Libertadores de América en la era Ariel Holan. El plantel tendrá una prueba de fuego. Será un examen de personalidad para un equipo que mereció ganar todos los partidos en su casa, pero no ganó ninguno. Independiente se creó su karma solo.

ERROR (no puede mostrarse el objeto)

Te puede interesar

Te puede interesar