Colón sigue ganando y se acerca a los de arriba

El 'Sabalero' logró su cuarta victoria al hilo por 1–0 frente a Godoy Cruz y se metió momentáneamente en zona de Copa Libertadores.
h_19

Poco se puede rescatar de un primer tiempo en el cual Colón intentó más de lo que logró; frente a un Tomba que replegó sus líneas y defendió a ultranza. Con un equipo juvenil que corrió todas las pelotas como si fueran la última, el Sabalero sólo insinuó con algunas pelotas paradas o algún arrebato de valentía de Diego “Viruta” Vera.

Lo más destacable de los primeros 45 minutos fue la expulsión del volante tombino Facundo Silva, quien había sido amonestado antes del primer cuarto de hora y minutos después entró de manera violenta de atrás a Gerónimo Poblete. La falta era clara y la expulsión se tornaba indefendible, pero el colegiado, Darío Herrera, decidió darle una chance más al calvo mediocampista del Expreso; llegados los 39 minutos del primer tiempo, luego de un agarrón de camiseta nuevamente sobre el Pompi, el árbitro lo expulsó luego de la doble amonestación.

Terminaría el primer tiempo sin mucho más por destacar. Los dos equipos se fueron a los vestuarios con dos premisas por delante: El local, cambiar la imagen y salir al segundo tiempo a demostrar lo hecho en partidos anteriores para así, regalarle a la parcialidad local la victoria que tanto anhelaban. Y por el lado del visitante, reordenar un equipo que ahora tendría un jugador menos y debería defender los embates del conjunto Sabalero.

Así fue, Colón metió dos cambios totalmente ofensivos, salió Poblete por Christian Bernardi y Lucas Ceballos por el juvenil delantero Nicolás Leguizamón. Iván Torres se ubicó de lateral izquierdo pasando Clemente Rodriguez al andarivel derecho y en el medio quedaría Pablo Ledesma de único 5 con la ayuda de un Facundo Pereyra que se tiraría un poco más al medio para dejarle las bandas a Bernardi y Nicolás Silva. Así Domínguez alineó un equipo ultra ofensivo, hasta se podría decir desequilibrado.

Por el lado de Godoy Cruz, el técnico Lucas Bernardi decidió que ingrese Pol Fernández por Gabriel Carabajal, para así, tener un poco más de explosión en ataque. La decisión fue buena y aunque tuvo pocas oportunidades, el mediocampista tuvo bastante buen criterio a la hora de tener el balón en sus pies.

El partido se tornaría totalmente a favor de Colón, quién desde el minuto uno de la segunda etapa salió a atacarlo por todos los frentes a un Godoy Cruz que se defendía en su campo con todos sus jugadores, así llegaron varias oportunidades para el Sabalero que lo forjaron a Rodrigo Rey como la figura del equipo mendocino. Hasta que a los 12 minutos llegó el quiebre del marcador de parte de Viruta Vera, tras anticiparse a toda la defensa tomba y conectar un buen centro tirado por Germán Conti en la segunda jugada de un córner.

De ahí en adelante todo fue del Negro quien tuvo varias oportunidades más para ensanchar el marcador, pero en oportunidades no pudo doblegar al enorme guardavalla de Godoy Cruz y en otras tantas, se obnubiló en los metros finales y no logró hilvanar buenas jugadas de ataque frente a un conjunto mendocino que buscaba con mucho empeño el empate.

Sufrió inmerecidamente el elenco Rojinegro, quizá no tanto por los acercamientos rivales sino por lo ajustado del resultado. El Bodeguero dispuso de varias pelotas paradas que podrían haber atentado con el resultado final del encuentro. Resultado final que le permite al Sabalero sumar tres puntos que lo posiciona en zona de Copa Libertadores, y aunque falte mucho eso ilusiona a más de uno en el mundo colonista.