Chararita le ganó al santo tucumano y no se cae

Chacarita derrotó a San Martín de Tucumán por 1 a 0 con gol de Rodrigo Salinas de penal y de esta manera quedó a sólo tres puntos del líder.
C88QNPEXYAAt5yH

El Funebrero tuvo dos caras. En el primer tiempo desplegó su mejor fútbol manejando las acciones, pero en el complemento perdió la brújula y atravesó algunos momentos de zozobra.

Chacarita sigue a paso firme. Ganó en su casa un partido complicado y eso es lo que cuenta para seguir en la pelea. Si bien en la primera parte mostró una notoria superioridad, un juego asociado de pelota al piso, abriendo espacios y con paciencia para encontrar el momento exacto para golpear, apenas se fue con la mínima diferencia al vestuario, conseguida por Salinas, de penal.

La falta de generación de situaciones claras fue el factor que impidió, en ese primer tiempo, que el local no alcance la máxima expresión del juego pretendido por su técnico. Apenas un tiro libre de Oróz que Taborda descolgó con las uñas y un mano a mano en el que el uno también le ganó a Mellado (párrafó aparte, para quien es el preciso motor que regula todo el funcionamiento de Chacarita) fueron las chances de los dirigidos por Coyette. Por su parte, San Martín, que salió con un planteo muy conservador, con mucha gente en su campo y apostando a las corridas de Lentini y Vega, tuvo una sola - clarísima- a pocos segundo de que Chaca se ponga en ventaja: Lentini metió un cabezazo en el palo izquierdo de Trípodi, la pelota flotó por sobre toda la línea de gol con una extraña parábola y se fue por el otro lado.

En la segunda parte nada fue igual. El agua caída en Villa Maipú pareció desteñir todos los conceptos futbolísticos del local, que perdió la pelota y las ideas y nunca se pareció al equipo del arranque. Los de Cagna, necesitados, se adelantaron unos metros, emparejaron la disputa y tuvieron un par de situaciones para alcanzar el empate que nunca llegó.

En líneas generales fue justa la victoria de un Chaca que tendrá tiempo en la semana para corregir sus inestabilidades, pero que hoy celebra seguir arañando los puestos de ascenso.

Te puede interesar

Te puede interesar